28 de abril de 2016

La prosa de la contrainsurgencia. Ranajit Guha - Reseña.

Este texto contempla una serie de análisis que pretende esclarecer y criticar la historiografía, a partir de obras históricas escritas para las rebeliones ocurridas en la India (S XIX). En éste se contempla una clasificación de discursos que son descritos en cuanto características propias, similitudes y diferencias.

El Discurso Primario
Es un discurso escrito de manera casi sincrónica en cuanto iban sucediendo los hechos, es decir, contemporáneos a los sucesos. Éste se escribe desde un punto de vista oficial respondiendo a intereses de gobierno. Quienes hacen parte de este discurso primario eran quienes participaban de la misma historia que a su vez era escrita, la fuente era su propia experiencia, por ende escribían con un sesgo determinado por la información que debían proporcionar a la estructura de la cual hacían parte y su postura política. "Su producción y circulación estaba supeditada necesariamente a las razones del estado".

El Discurso Secundario
Aunque se declara como un discurso que no está escrito con base en ordenamientos ni dirigido al estamento oficial, este discurso bebe del primer discurso y se inscribe en una postura política que no se aleja de la oficial. A diferencia del anterior discurso, éste cuenta con una brecha temporal más amplia entre los hechos y lo escrito sobre tales.

Este discurso contenía en sí mismo elementos interpretativos, es decir, ya no está supeditado sólo a los hechos, sino que al carecer de contemporaneidad se dieron paso al uso de una prosa más elaborada. Afirma el autor que "Al mantener con firmeza su narración fuera de los límites de la participación personal, estos autores lograron conferirle a aquélla, si bien sólo por implicación, una apariencia de verdad", sin embargo, se hace evidente en la estructura de dicha historiografía la imparcialidad que parecía ser superada ya que se ceñían con mayor juicio a las fuentes primarias, sin embargo éstas fueron remanufacturadas como se explica a continuación.

Para sustentar esta crítica, el autor toma como recurso el concepto de "Función" e "Indicios", donde la función hace referencia a una secuencia lineal de la narración, que en el análisis de fragmentos propuestos por el autor, equivalen a la carga de "verbos" contenidos, mientras que los indicios suponen no sólo el enunciado de hechos sino un significado.

"…De manera que los protagonistas surgen del despacho no como campesinos sino como ‘Insurgentes…’”
Guha, 2002
En este sentido, se crea un código que transversalizará los trabajos de este discurso que es denominado el "Código de la Contrainsurgencia" que se da en el antagonismo que se evidencia en expresiones contenidos en los textos citados, es decir, expresiones que corresponden a la insurgencia (Derecha) y expresiones que corresponden a la contrainsurgencia (Izquierda).


Así pues, este análisis declara el fallo de este intento discursivo por alejarse del oficialismo aunque de manera explícita manifestara ser obras "para el lector común" y que la verdad aparente no fue más que una falta de objetividad, en efecto, demostrada. 

El Discurso Terciario
Por último, el discurso terciario abre la brecha, aún más, entre lo sucedido y el discurso como tal, se destaca una autonomía frente a lo gubernamental.

Como lo indica Guha al inicio del texto, los tres discursos, en especial es el talón de Aquiles de este último, a través de la causalidad desconocen la razón (del campesino) como pilar de la rebelión, en cambio enmarcan sus acciones con base en un motor de acción ajeno a la conciencia, nombrada como fanatismo. Esta elaboración externa del historiador, es una representación que se involucra con propiedades de la mente que dificultan hablar de objetividad en el discurso, representaciones que (según análisis del autor) pese a las diferencias con los anteriores descritos lo llevan a cargar con un carácter colonialista, pues distorsiona la concepción de la conciencia insurgente y enuncia como una mera conciencia trascendental (Religiosa).

Entre tanto, otro punto en su contra, algunas obras que corresponden a este discurso toman como fuente directa obras que hacen parte del discurso secundario, aunque, a su favor se enuncia que son analizadas desde otras perspectivas en algunos puntos específicos.

***********

Se puede decir entonces que Guha hace una crítica minuciosa a los métodos utilizados para hacer la historia colonialista de la que en este texto se habla, clasifica tres tipos de discurso que desde un plano general se diferencian según algunos aspectos como la ubicación el tiempo, el lenguaje utilizado, la intención declarada de los escritos; pero a la vez y en elementos sustanciales se toman de la mano y dejan entrever historiadores que dejaron pasar por alto la imparcialidad contenida en sus obras, pues adjetivar de manera abundante el contenido de su historia les valió mucho en términos de objetividad. También vale resaltar cómo el autor critica la historiografía colonialista en términos de temporalidad, es decir, el momento y las implicaciones que tiene el hecho de escribir una historia contemporánea, en donde dicha característica pone en sí misma, en tela de juicio la verdad de lo sucedido, por otro lado, las herramientas de análisis lingüístico que presenta llaman la atención ya que ponen en evidencia la imparcialidad deseada.

Se propone entonces, a partir de las críticas del texto, una historiografía que le dé la calidad de sujeto a los grupos que llamaron en su momento "insurgentes" en términos de conciencia política, sólo así es posible escribir una historia con pretensiones de verdad e imparcialidad, en ese sentido, lo político y la razón no correspondería solamente a las dinámicas de las élites, sino que también debe ser concebido en un marco general que incluya a todos los actores de la historia.

Por último, hay un llamado al historiador a ser consciente del condicionante para el ejercicio del historiador y es la incapacidad de “captar por completo una conciencia pasada y reconstruirla”, sólo si se reconoce puede ser manejada en favor de una mejor aproximación a dicha conciencia.
--------------------
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Basado en:Guha, Ranahit. las voces de la historia y otros estudios subalternos. ED. Critica. Barcelona. 2002. pag, 46Alojado en: Biblioteca Virtual CLACSO http://goo.gl/UwG7z1

••